Primero tú, y luego tu negocio

conocerse a uno mismo

Emprender un negocio nunca es una labor fácil de hacer. Sin embargo, si cuentas con algunos elementos básicos y te conoces a ti mismo, puedes lograr todos los objetivos propuestos. Primero conócete a ti mismo para poder emprender.

¿Sabes quién eres?

¿Conoces lo que sientes, lo que piensas y a lo que pretendes llegar en la vida? ¿Sabes quién eres?. No nos detenemos a pensar nunca qué es lo que queremos de la vida y cómo llegar a conseguirlo.

Debemos tener en cuenta unos aspectos primordiales para conocer nuestro verdadero YO. Para un momento a pensar y conectar contigo mismo. Sólo así conseguirás emprender un negocio que vaya a tu son totalmente.

Conócete a ti mismo

Hay muchas formas de conocerse a uno mismo, pero solo la persona que lo hace sabe cuál es el camino correcto. Lo complicado es iniciar ese camino.

Los seres humanos estamos formados simplemente por pensamientos y emociones, que son los que nos llevan a hacer determinadas cosas. Proyectamos nuestra forma de ser para que las personas de nuestro alrededor la acepten. Pero muchas veces, no estamos contentos con esa proyección. Hay que pararse y pensar si estamos comportándonos como somos de verdad o simplemente es una fachada para caer bien. Para descubrirte:

  1. Escucha tus emociones y sentimientos.
  2. Observa cómo te comportas y reaccionas, ya que lo haces de forma inconsciente, y pregúntate si actúas como te gustaría.
  3. ¿Cuáles son los pensamientos que se pasan por tu mente? ¿Eres más bien positivo o negativo?.

Con estas 3 simples cuestiones podrás conocerte a ti mismo y detectar cómo te sientes.

Cómo mostrártelo y mostrarlo al mundo

Una vez llegados a este punto, donde sabes a la perfección quién eres, hay que empezar a mostrarlo y llegar a la vida que quieres tener. Cuando estés conectado, vas a darte cuenta de lo fácil que es actuar desde ti mismo, siéndote fiel.

Serte fiel también te va a proporcionar seguridad y fortaleza interior para sacar todo lo bueno que tengas. No hay que tener miedo al rechazo, cuanto más te quieras y te muestres auténtico, más personas verdaderas estarán a tu alrededor. La autenticidad y la honestidad ganan, siempre.

Preguntas para conocerte y conocer tu misión de vida

La misión de tu vida tiene que ver con quién eres y lo que quieres aportar. Con estas 4 preguntas, se te resolverán las dudas de lo que te gusta hacer en la vida:

  1. ¿Si fueras rico, que actividad harías gratuitamente y con la que te sientes realizado?
  2. ¿Qué tipos de libros y contenidos no te cansas de ver?
  3. ¿Qué actividad realizas muy bien y te cuesta poco hacer?
  4. ¿Con qué tipo de tarea te sientes en paz interior?

A veces puede resultar difícil escoger solo una respuesta, pero todo es cuestión de descubrir cómo eres y cuál es tu personalidad.

Proceso de indagación personal

Muchas veces, lo que mejor funciona para conocerse es escucharse a uno mismo, que no es nada fácil. Practicar la escucha activa comienza con tus emociones.

Otro factor puede ser conocer tu tipo de personalidad. Cómo reaccionas ante las cosas, cómo actúas normalmente y qué haces con ello. Con todo esto, te será muy fácil hacer asociaciones entre emoción y pensamiento.

Resultado

Después de todas estas preguntas, obtendrás como resultado conocerte mucho mejor, saber más de ti y tus pensamientos y emociones. Intenta entonces crear una mejor versión de ti para conseguir tus objetivos.

Cómo interpretar el resultado

Vamos a poner un ejemplo. Imagina que quieres empezar una relación con una persona que te encanta, pero te da miedo que te rechace. Sientes miedo, tristeza, inseguridad. Y esas emociones no te dejan decirle todo lo que quieres, no mostrándote como realmente eres.

Sientes que eres inseguro, que estás frustrado y decepcionado. No eres coherente en lo que dices y te cuesta comunicarte y piensas que no vales para esa persona y te va a rechazar. ¡Vamos a darle la vuelta!

¡Manos a la obra!

Tu principal objetivo es conseguir una relación con la persona que deseas, por lo que tienes que sentir ilusión, amor, alegría y esperanza. Esto te lleva a pensar que puedes conseguir estar con esa persona dando lo mejor de ti y mostrándote como eres.

Acércate a esa persona con amor, respeto y verdad. Esto se consigue teniendo confianza en ti mismo y conociendo todas tus emociones.

Tus valores y creencias

Es muy importante también los valores que has ido guardando durante toda tu vida. Estos te dirán quién eres. Teniendo en cuenta tus valores, incluso puedes hacer una lista con los más importantes.

Otro punto importante son las creencias, diferente a los valores, ya que las primeras están más ocultas y nos cuesta más identificarlas. Se forjan desde pequeños y tienen que ver con cómo comprendemos el mundo donde vivimos.

Céntrate en tus sueños

Es importante identificar qué es lo que quieres en tu vida para ti, lo que te motiva y a lo que quieres llegar. No hay que conformarse con lo primero que nos da la vida, siempre hay que luchar por nuestros sueños y superarnos día a día.

Permítete conseguir todo lo que quieres de verdad en tu vida y dirígete hacia ese camino sin tirar la toalla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *