8 malos hábitos en el uso de las RRSS de tu restaurante

malos hábitos en las redes sociales de tu restaurante

Si decides tener una red social de tu restaurante, es totalmente necesario que hagas una gestión profesional de la misma. Le debes dedicar tiempo para aprovechar al máximo su potencial y generar un verdadero dialogo entre el cliente y el seguidor. Si crees que tus publicaciones triunfan porque tu círculo de amigos les da reacción, estás equivocado. Vamos a ver a continuación, 8 malos hábitos en el uso de las Redes Sociales de tu restaurante.

1. Promoción, promoción y promoción

Aunque tengas mil y una propuestas sobre promoción en tu restaurante, no es necesario que las publiques día sí, día también, ya que tus seguidores se acabarán cansando de ver siempre el mismo material.

2. Habla chucho que no te escucho

Hay que responder todos los comentarios y mensajes que lleguen a tu red social, además de interactuar con otros y compartir publicaciones de otras páginas. Debes comportarte como una persona normal e interactuar con tu comunidad, o sino se acabarán marchando a otra red social más interesante.

3. Levanta el dedo del Repeat

Nunca repitas las mismas cosas, las mismas promociones, las mismas fotos… ¡Para! Esto sólo hará que te alejes de tus seguidores. Tienes que generar contenido nuevo cada día y darles lo que de verdad les interesa.

4. Viva la irregularidad

Publicar 20 cosas hoy, y pasarte 2 semanas sin dar señales de vida por tu página no es una buena opción. Debes dosificar las publicaciones, espaciándolas y no llenando la red de cosas, de modo que el alcance no descienda y tus seguidores siempre encuentren cosas nuevas en tu perfil.

5. Más, te quiero y quiero más…

La sobresaturación de contenido es tan mala como no publicar nunca. Este mal hábito va con el anterior. Siempre hay que dosificar y contar lo que realmente sirva para comunicar la imagen de la marca, pero sin que parezca que es lo que estamos haciendo.

6. Uno para todos

Este lema no vale para el mail de tu restaurante. Cuanto más personalices los mensajes que se envían, mejor se sentirán tus clientes. Si no puedes hacerlo uno a uno, personaliza por segmentos que tengan en común algo.

7. Dedo borrador, dedo bloqueador

Llevas razón. Leer comentarios o críticas nunca es del agrado de uno, pero mientras no sean insultantes ni irrespetuosos, no debes borrarlos ni bloquearlos. Es mejor no hacer aprecio al desprecio. Reconoce los errores y pide disculpas cuando sea necesario.

8. El restaurante de las mil caras

No des un aspecto diferente en las redes sociales del que realmente tienes en el restaurante. Debes ser fiel a tu estilo y llevarlo así a todos lados. Aunque es bueno adaptarse a la comunicación de cada red social y al público, el mensaje que transmitimos debe ser el mismo.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *