Aprende a resolver los conflictos con estas 10 dinámicas

dinámica de resolución de conflictos

Las dinámicas de resolución de conflictos se encargan de actuar antes situaciones en las que aparecen conflictos. Se analiza el problema desde la empatía y la visión del equipo conjunto. Estas dinámicas se utilizan principalmente en el sector educativo, ya que alimenta el espíritu crítico de los más pequeños.

Sin embargo, también se pueden utilizar en los sectores empresariales y sociales. A continuación, mostramos 10 dinámicas para resolver conflictos.

1. Motivación personal

Los principales objetivos de esta dinámica es, primero demostrar que cada persona tiene motivaciones diferentes, y la segunda , tratar de comprender la opinión de todos los compañeros. Para esto se necesitan unos 40 minutos, 30 personas como máximo y un espacio amplio donde se puedan formar círculos. Los pasos a seguir son:

  1. El dinamizador pide a 6 voluntarios para presentarse. Es muy importante la motivación de todo el equipo.
  2. Les pide que se sienten en círculo todos. Después, sus compañeros se sientan también alrededor para escucharlos bien.
  3. Se introduce un tema de debate. Puede ser una situación conflictiva ya vivida por ese grupo o algo inventado.
  4. Todos los voluntarios debaten la situación. Una vez terminado, los demás debaten por qué no salieron como voluntarios y cómo se han sentido al no coincidir con los compañeros.

2. Tela de araña

En este caso, los objetivos son resolver el conflicto de forma grupal promoviendo la confianza y cooperación entre todos los miembros del equipo. Se necesitan unos 20 minutos, 15 personas como máximo, un espacio al aire libre con árboles o postes y una cuerda muy larga para recrear la tela de araña. Los pasos a seguir son:

  1. El guía del grupo describe la actividad, que es atravesar de un lado al otro de la telaraña sin tocarla.
  2. Cuando todos hayan pasado al otro lado, se hará un debate analizando la actividad: los mecanismos de cooperación usados, la ayuda prestada, cómo se han sentido,etc.
  3. Si queremos complicarla, podemos añadir un tiempo estimado para pasar de un lado a otro. O también que no puedan comunicarse verbalmente entre ellos.

3. El árbitro

El principal objetivo es resolver el conflicto a través de la empatía y el entendimiento. Se necesitan 40 minutos, entre 20 y 30 personas, una sala de clase y bolígrafos y papel. Los pasos a seguir son:

  1. Hay una situación que crea conflicto en el grupo. El dinamizador plantea dicho problema y que lo resuelvan entre todos.
  2. Una persona expone la situación mientras el dinamizador toma nota para hablar de esos puntos posteriormente.
  3. El dinamizador da pie a que hablen todas las personas que quieran y expongan su visión.
  4. Entre todos llegan a una solución para zanjar el problema.

4. Juego de roles

EL objetivo es dramatizar la situación problemática para desarrollar empatía. Se necesitan unos 30 minutos, 20 participantes y un espacio amplio. Los pasos a seguir son:

  1. El dinamizador plantea la situación conflictiva.
  2. Si el grupo es grande, se presentan algunas personas como voluntarias.
  3. Los que van a cambiar el rol, tendrán unos minutos para conocer a la persona que van a interpretar. Pueden coger notas y hacer preguntas para prepararlo aún mejor.
  4. Todos los compañeros observan mientras se realiza la actividad.
  5. Al terminar, se hace un debate donde participan todos para llegar a un entendimiento común.

5. Pirañas en el río

Salir airosos del conflicto y fomentar la cooperación entre los miembros del grupo es el objetivo de esta dinámica. Para ello, se necesitan 20 minutos, 15 personas, un espacio al aire libre y tela y libros. Los pasos a seguir son:

  1. El dinamizador explica que tienen que atravesar el camino marcado sin salirse, transportando objetos de un lado al otro. Cada persona tiene asignado un objeto y no puede ser llevado por otro.
  2. Quien se salga del camino, deberá comenzar de nuevo el camino.
  3. No se acaba el juego hasta que todos hayan realizado su camino de ida y de vuelta.
  4. Al final, se deja un tiempo para debatir la actividad, las estrategias elaboradas, la colaboración, etc.

6. Sillas cooperativas

Los objetivos de esta dinámica son promover la cooperación y resolver el problema de forma conjunta. Se necesitan 20 minutos, 15 personas, un espacio amplio y cómodo, y una silla por participante y música. Los pasos a seguir son:

  1. El dinamizador explica que se va a jugar al juego de la silla, pero no de la forma tradicional. Deben formar un círculo con las sillas mirándose unos a los otros.
  2. Suena la música y al pararse, deben sentarse todos.
  3. La siguiente ronda se quita una silla. Una vez más, suena la música y todos los participantes deberán estar sentados. Nadie puede quedarse de pie.
  4. Ésta es la dificultad, ningún miembro se puede quedar de pie. Entre todos deben encontrar la forma de que no quede ningún miembro sin sentar.
  5. El juego finaliza cuando resulta imposible que todos estén sentados en las sillas.

7. Da la vuelta a la sábana

Su objetivo es favorecer el trabajo y la colaboración entre compañeros. Se necesitan 45 minutos, entre 10 y 15 personas, un espacio amplio al aire libre y una sábana grande. Los pasos a seguir son:

  1. El guía de la actividad pone la sábana extendida en el suelo y pide a todos que se sienten sobre ella. Deben ocupar la mitad del espacio.
  2. Una vez colocados, tienen que darle la vuelta a la sábana entre todos sin que nadie se baje de ella ni pisar el suelo.
  3. Al finalizar, se promoverá un debate en el que se identifique las estrategias que han seguido, cómo han llegado a la solución, etc.

8. Fantasía de un conflicto

Esta dinámica permite que cada persona exprese su forma de acabar con el conflicto, identificando las estrategias para elaborar una en común. Se necesitan 60 minutos, entre 20 y 25 personas, un espacio amplio y folios y bolígrafos. Los pasos a seguir son:

  1. Todas las personas están sentadas y el dinamizador introduce una fantasía: “Te encuentras caminando por la calle y ves, a lo lejos, a una persona que te resulta familiar. De repente, te das cuenta de que esa persona es con la que mayores conflictos tienes. Cada vez os encontráis más cerca y no sabes cómo reaccionar cuando te cruces con ella, se te ocurren distintas alternativas… Decide ahora cuál eliges y tómate unos minutos para recrear en tu imaginación cómo transcurriría la acción.”
  2. Después de unos minutos, el dinamizador vuelve a decir: “Ya ha pasado, esta persona se ha ido. ¿Cómo te sientes?, ¿cuál es tu nivel de satisfacción con la manera en la que te has comportado?”.
  3. A continuación, se les deja unos 20 minutos para que reflexionen sobre: sus alternativas, cuál eligieron y por qué, el nivel de alegría.
  4. Debaten en grupos de 3 personas y un portavoz da la cara.
  5. Por último, se procede al debate del grupo grande.

9. El sí y el no

Se intenta promover el acercamiento de varias posiciones sobre un tema, haciendo flexibles las opiniones. Se necesitan 40 minutos, unas 30 personas, un espacio amplio y dos cartulinas grandes con un SÍ y un NO. Los pasos a seguir son:

  1. Los carteles se colocan enfrentados uno al otro.
  2. Los participantes se colocan en el centro del espacio. El dinamizador dice una frase y cada persona tiene que irse a una parte del aula, dependiendo si está o no de acuerdo con la frase.
  3. Cuando están en el sitio, deben argumentar por qué se han puesto en ese lugar.
  4. Se repite hasta que se agoten las frases o el tiempo.

10. Inflarse como globos

El objetivo de la última dinámica es aprender a calmarse ante una situación de conflicto. Se necesitan 15 minutos y un espacio amplio. Los pasos a seguir son:

  1. Se explica que cuando estamos en una situación conflictiva, esto nos produce una reacción emocional que nos activa fisiológicamente.
  2. Después se explica que vamos a inflarnos como globos. Tomamos respiraciones profundas de pie y con los ojos cerrados. A la vez que se llenan los pulmones, se van levantando los brazos, como si fuesen globos. Se repite varias veces.
  3. Luego, sueltan el aire y comienzan a arrugarse como globos y desinflan hasta caer en el suelo. También se repite este ejercicio.
  4. Cuando hayan acabado, se les pregunta si creen que realizar estos ejercicios puede ayudarles cuando estén enfadados.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *