,

Víctor responde: Cómo evitar los conflictos entre sala y cocina

como evitar conflictos entre sala y cocina

PREGUNTA. Hola Víctor me llamo Juan, he sido cocinero durante muchos años y en breve voy a cumplir uno de mis sueños que es abrir mi propio restaurante. En mi etapa como cocinero siempre he sufrido una tensa relación con los camareros y es algo habitual que veo en todos los restaurantes. Es un tema que me preocupa ya que me gustaría tener un buen ambiente de trabajo en mi negocio. ¿Qué puedo hacer para evitar que esto suceda? Muchas gracias por su asesoramiento.

RESPUESTA. Hola Juan muchísimas gracias por tu pregunta. El simple hecho de que estés concienciado del problema y quieras solucionarlo es ya un gran paso. Es un problema muy frecuente que no solo ocurren en los restaurantes sino en todas las empresas donde hay departamentos de producción y venta. Para solucionar esta situación, como cualquier otro conflicto, lo primero es entender el por qué ocurre.

El origen de este problema suele estar en que cocina y sala (o producción y venta) son dos departamentos, cada uno con objetivos distintos, en los que la empresa no se suele trabajar ni la comunicación, ni la coordinación ni el trabajo en equipo. De hecho es algo que se trabaja en muy poquitas empresas. En consecuencia cada uno tiende ir a lo suyo y en situaciones de presión, como las horas punta, suelen surgir conflictos y roces (cada uno quiere que el otro le resuelva sus problemas) que afectan a su estado de ánimo, a su productividad y a la atención al cliente. Consecuencia negativa: clientes insatisfechos que no volverán y hablarán mal del restaurante.

Concretamente, para entenderlo mejor, si te hablo de objetivos, cocina tiene el triple objetivo de calidad, productividad y eficacia, en otras palabras, elaborar rápido, haciendo el uso más eficiente de los alimentos (por su influencia en la rentabilidad) para elaborar platos de la más alta calidad con el menor coste, su máxima prioridad. Por su lado sala tiene el triple objetivo de la venta, satisfacción del cliente y fidelización, es decir, tratar de vender lo máximo y más rentable de la carta, con la mejor atención al cliente para que no solo salga satisfecho sino que quiera repetir y regresar al negocio. Su máxima prioridad es la satisfacción del cliente. Por lo tanto, si cada uno tiene su atención en una cosa es natural que puedan chocar en ciertos momentos.

La solución probada que mejores resultados ofrece consiste en trabajar lo que no se trabaja: comunicación, coordinación y trabajo en equipo. Y todo esto se puede lograr con una sola acción, eso sí muy completa. Me refiero a las reuniones entre departamentos, es decir, cocina y sala juntos. Lo ideal es tener estas reuniones de forma periódica cada 15 días aproximadamente. Sus beneficios son los siguientes:

Trabajo en equipo: el hecho de reunir a ambos departamentos juntos para hablar entre ellos fomenta la comunicación, la unión y el que se sientan compañeros de un mismo equipo. Estas reuniones a nivel formativo se aprovechan no solo para que conozcan y comprendan mejor el trabajo del otro, resolviendo muchos malentendidos, sino que se valoren y conozcan mejor entre ellos.

Coordinación: Igualmente las reuniones se emplean para comentar incidencias, analizar las causas y buscar soluciones de coordinación, creando protocolos de trabajo en equipo definiendo prioridades, responsables, etc. Hacemos mucho énfasis en el trabajo bajo presión en las horas punta, donde la gente tiende a correr, se estresan, se pierden los nervios y hasta el respeto, descontrolándose todo. Trabajar estos aspectos regularmente promueve una mejor preparación y predisposición que genera resultados fantásticos.

Y por último, si te digo que las relaciones humanas se basan en la comunicación te lo digo todo. Cuanto mayor comunicación menos conflictos, más unión, más compenetración y mejor ambiente de trabajo. Que la comunicación se realice mediante reuniones formales en momentos de tranquilidad facilita la calidad y eficacia de la comunicación y reduce la eterna frustración de repetir las cosas mil veces y que no te hagan caso.

Espero que te sea muy útil. Como siempre no dudes en contactarme si necesitas ayuda.

Ponte en contacto con Víctor Pacheco en el 693 816 444 o envíale un mail a vpacheco@activatalento.com

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *